¿Sabía que algunos conductores consideran el combustible que puedan robar a sus empleadores como parte de sus viáticos?

Un 40% del combustible comprado por las empresas es robado o desperdiciado por el personal si no cuentan con algún sistema de control. ¿Por qué dejar que sus utilidades se vean reducidas cuando nuestra tecnología le permite controlar el consumo de combustible y evitar que éste sea robado o desperdiciado?